Una Buena Receta: Bradley Cooper, ¿le salió la receta? (reseña con spoilers)

Una Buena Receta: Bradley Cooper y Sienna Miller (reseña)
Escrito por

Bradley Cooper le da vida a Adam Jones en Una Buena Receta, pero ¿logra hacer un platillo para enamorar? En melty te compartimos nuestra reseña de la película. Advertencia: el artículo contiene spoilers de toda la película.

Este año ha estado lleno de grandes estrenos de cine que nos han hecho pensar, reflexionar y darnos cuenta que las cosas no siempre son fáciles. Con el reciente estreno de Batman V Superman, la tercera parte de Divergente (Leal), y las conmovedoras biografías como Volando Alto, el año ya nos ha dado bastante. Hace unos días llegó a las pantallas de México Una Buena Receta, y en melty te decimos por qué, a pesar de las críticas negativas que ha recibido, deberías de darle una oportunidad a esta película. La reseña contiene spoilers, así que procede con cuidado.

Adam Jones (Bradley Cooper) es un chef americano que lo ha conseguido todo, y perdido todo por culpa de las drogas. Tras haber recibido dos estrellas Michelin en París, pierde todo y se regresa a Estados Unidos. Ahí es donde lo conocemos, cuando está a punto de irse a Londres tras mantenerse sobrio para conseguir su propia cocina, y la tercera estrella Michelin en el camino. Sin embargo, Jones tendrá que abandonar sus malos hábitos y dejar su crecida actitud afuera de la puerta para conseguir que los mejores quieran ayudarle en su meta. La historia es una divertida comedia llena de amor por la comida y por la gente que te rodea.

La cinta está dirigida por Jon Wells, que ha hecho películas increíbles como August: Osage County. Además, aparecen las participaciones de Uma Thurman, Emma Thompson, Daniel Brühl, Sienna Miller, Omar Sy, Alicia Vikander y Matthew Rhys. Es un elenco estelar que quizá no se aprovecha al máximo, pero del que nunca nos podríamos quejar. Aunque muchos de ellos son personajes casi irrelevantes, ver las participaciones de actores de este calibre habla mucho sobre la película y lo que puedes esperar.

Quizá sea un poco predecible (énfasis en el poco, pero nos enfocaremos en eso más adelante). Sin embargo, la película da un tono fresco a la vida dentro de una cocina de un restaurante. A pesar de que es un personaje que hemos visto mil veces, el perfeccionista, pero problemático, Jones necesitará juntar un equipo que pueda confiar en él sin importar su errático y sobre-dramático comportamiento. Realmente, llevó a Gordon Ramsey y su vulgar forma de ser a la gran pantalla. Lamentablemente, la película no se toma su tiempo en la degustación de platillos. El ritmo es rápido, constante y movido, por lo que esa sensación de probar lo que ves en la pantalla es fugaz, casi inalcanzable. Un sueño del que te tuviste que despertar abruptamente.

La película, a pesar de ser una comedia, esta llena del intenso drama que se vive detrás de las puertas en un restaurante de alta calidad. Si algo, logra transmitir la sensación de estrés, preocupación, adrenalina y tensión de los chefs y cocineros. Por otro lado, y no podemos mentir, le hace falta sabor al platillo. Cooper y Sienna Miller (que interpreta a Helen) están hechos el uno para el otro. Si no fuera por ella, y por Tony (Daniel Brühl) – su viejo enemigo -, Jones no tendría nada; ni la más mínima posibilidad de regresar a Londres. Pero aún así, él los trata mal. Tony lo ayuda simplemente porque está enamorado de él (y cuando logran conseguir la tercera estrella, le planta un beso de agradecimiento). Helen lo ayuda porque es la típica rebelde, la única con las agallas de decirle que no, de enfrentarlo y de ponerlo en su lugar (quizá por eso se enamoran).

¿Recuerdas que dijimos que era un poco predecible? La verdad es que existe un giro bastante interesante en la historia a manos de Michael (Omar Sy). Jones y Michael tienen historia en Paris, donde Jones lo deja tirado en un problema para huir a Estados Unidos. A pesar de que Michael lo perdona y trabaja con él, cuando llegan los degustadores de Michelin, Michael arruina la comida a propósito con el fin de que este pierda la estrella. Cuando todo parece perdido, resulta que ellos no eran quiénes lo calificarían. Así que si, existe un giro inesperado para ser borrado por lo que ya se veía venir.

  • Así es el tráiler de Una Buena Receta

Afortunadamente para los personajes, todo se resuelve para mejor. Es una situación donde todos salen ganando (menos Michael) y se logra el objetivo que la premisa nos propone. No es una película para reflexionar, ni para que te cuestiones la vida de los chefs. Es una comedia (que sí hace reír), con unos toques dramáticos y unas vueltas de tuerca predecibles. Es una película para que disfrutes el fin de semana y salgas con hambre. Es una historia que te da perspectiva del mundo de los cocineros de alta cocina y la abrumadora experiencia de ser parte de eso. Bradley Cooper, como siempre, ofrece una buena actuación (no su mejor, por supuesto). Aunque le falte sal a la sopa, te la puedes comer. ¿Ya la viste? ¡Cuéntanos tus opiniones en los comentarios!

Crédito The Weinstein Company