Tortugas Ninja 2: Megan Fox y el humor tratan de sacarla de las sombras (reseña)

Tortugas Ninja 2: ¿el humor contrapesa la historia? (reseña)
Escrito por

Tortugas Ninja: Fuera de las Sombras llega al cine como una película que te hará reír, pero, ¿logró ser mejor que su predecesora? En melty te damos nuestro veredicto final de la cinta.

El año ha estado lleno de nuevas propuestas cinematográficas y aún quedan muchas por llegar. Suicide Squad nos trae a los villanos inadaptados, mientras que películas como El Conjuro 2 vienen para darnos pesadillas. También vuelven algunos clásicos de Pixar como Buscando a Nemo pero llegan secuelas como Buscando a Dory. Sin embargo, es la segunda entrega de Tortugas Ninja lo que tiene al mundo emocionado en estos momentos por el humor y la trama ligera. En 2014 vimos la primera parte de esta versión live-action de las Tortugas Ninja en una película que entretuvo a millones de fans alrededor del mundo con una apuesta atrevida, divertida y llena de acción. A pesar de que los personajes digitales no fueron lo favorito de los espectadores, aprendieron a aceptar a las nuevas Tortugas Ninja. Hoy en 'Fuera de las sombras' vuelven al cine Donatello, Leonardo, Rafael y Miguel Ángel para salvar al mundo una vez más junto con Abril O’Neil (Megan Fox) y Casey Jones (Stephen Amell), personaje muy querido por los seguidores de la caricatura transmitida hace varias décadas. En melty te contamos lo más importante de la historia, que si bien logra sostenerse de forma más sólida que la anterior entrega e incluso el humor es más memorable, aún queda un tanto entre las sombras...

'Tortugas Ninja: Fuera de las Sombras' trae de vuelta a los mutantes hermanos que, escondidos por la noche y la sombra de la ciudad, continúan salvando al mundo una rebanada de pizza a la vez. Con la ayuda de su amiga Abril y su mentor, Splinter, se enfrentarán una vez más a Shredder que ahora contará con la ayuda de un extraterrestre conocido como Kraang y dos secuaces tontos, Bebop y Rocksteady. Además, se une al equipo el carismático y guapo Casey Jones con todo y su arsenal de juguetes de hockey.

¿QUÉ OPINAMOS EN MELTY?

Podemos decirte esto por seguro: te hará reír. Es una película bastante entretenida y Dave Green, quien la dirigió, entendió la esencia de que se trata de unos hermanos adolescentes, cosa que dejó fluir la parte divertida y humorística de la historia. Esto es evidente en las escenas donde los hermanos luchan por mantenerse juntos mientras sus diferencias hacen que se tornen unos contra los otros, dividiendo al equipo. Esto último es una parte esencial de la película y lo que le da el toque emocional, pues al final de cuentas no solo se trata de salvar al mundo, sino también a la familia. Aún así, la narrativa de la historia es un poco superficial por la introducción de tanto personaje. Bebop y Rocksteady son bien aprovechados, dando un toque divertido y casi bobo a la historia, pero son uno de los elementos del cómic que los fans prefieren tener. Estos dos bizarros villanos son todo lo que puedes esperar de una película que busca hacerte reír. Desde antes de su transformación, la pareja de criminales te tendrá en la butaca secándote las lágrimas de risa, sobre todo por su forma de hablar. Te podemos asegurar que Gary Anthony Wililams y Stephen Farrelly (quienes interpretaron a estos bobos criminales) fueron quienes más se divirtieron en el set.

Por su parte, el Casey Jones de Stephen Amell (Arrow) fue utilizado mucho en cuestión de publicidad y promoción para la película pero es desaprovechado completamente en la historia. Casey Jones tiene mucho potencial, y después de que el actor confesara que le gustaría continuar contando la historia de Jones, esperamos que si vuelven para una tercera entrega tenga mucho más protagonismo. A Jones lo vimos en los tráilers y en los avances peleando con sus armas de hockey, y hasta ahí llega su interacción con estas. La verdad es que el personaje tiene mucho material para exprimir y podría haberse desarrollado más. Sin embargo, su corta participación es graciosa, sobre todo cuando conoce a las tortugas y, en un intento por defender a Abril, queda en ridículo.

Una de las evidentes mejoras de la película anterior a esta es que Megan Fox parece comprender más a su personaje, dándole un papel un poco más estructurado pero que a la vez deja arcos indefinidos entre ella, Casey Jones y, sobre todo, Vern Fenwick (Will Arnett). Este último termina ayudando a los héroes brevemente, pero su personaje, al igual que el de Jones, es altamente desaprovechado y fue uno de los pocos elementos graciosos que pasaron la prueba en la primera entrega. La Abril O'Neil de Megan Fox es más audaz, atrevida y divertida, pero por supuesto tuvieron que meter una escena 'sexy' donde la actriz camina con mini falda de cuadros y un top 'a la Britney Spears en Baby, One More Time'. De haber dejado esa escena fuera, se le daría más credibilidad a sus talentos como actriz.

El humor es uno de los factores fuerte de esta película. Definitivamente te hará reír con sus chistes y divertidas escenas, y las tortugas son un gran elemento del humor. Pero, cuando el humor contrapesa la narrativa de la historia, quizá sea un fallo más que una ganancia. Por su parte, las escenas de acción son muchas y visualmente agradables, pero no llegan a consolidarse por completo dejando un sentido de que algo hace falta tras cada una de ellas.

En melty consideramos que la parte más negativa de la película llega en forma de Kraang. Su corta participación es necesaria en la trama para que el plan maligno de Shredder comience, pero en sí el alienígena es innecesario y sentimos que sobró generalmente. Shredder, Bebop y Rocksteady son suficiente antagonismo de por sí, junto con un científico loco llamado Baxter Stockman. Darle los pocos segundos de protagonismo a Kraang fueron un desperdicio de cinta, además de que su motivación es bastante aburrida en un mundo que debería ser divertido. Sin embargo, deja la posibilidad abierta de que vuelva Kraang para una tercera entrega (si es que se atreven a aventarse una vez más en esta dirección).

VEREDICTO FINAL

Las actuaciones son buenas, pero sobran personajes. El humor es divertido y definitivamente vale la pena como película dominguera y palomera. Si vas con niños, es un acierto seguro para entretenerlos y que la pasen bien (y seguro para salir dando golpes al aire y pretendiendo salvar la ciudad). Reiteramos, no es una película aburrida, ni mucho menos. La verdad es que un domingo de flojera se hará mucho mejor con unas carcajadas y unas palomitas de maíz. ¿Ya la viste? ¿Qué opinas? ¿Te gustaría ver una tercera entrega? ¡Cuéntanos en los comentarios o en @melty_mx!

Crédito Paramount Pictures