The Ranch: episodios 1 y 2, ¿sorprende el regreso de Ashton Kutcher y Danny Masterson? (crítica)

The Ranch: vuelven Ashton Kutcher y Danny Masterson
Escrito por

Ashton Kutcher y Danny Masterson vuelven juntos a la pantalla chica en The Ranch. En melty te contamos sobre la serie y si vale la pena ver esta historia cómica sobre dos hermanos nada parecidos.

Después de años de interpretar a dos chicos casi enemigos en el sitcom That 70s Show, vuelven Ashton Kutcher y Danny Masterson como hermanos vaqueros en The Ranch, una nueva serie de Netflix. Es difícil determinar exactamente cómo clasificar esta serie - ¿comedia, dramedia, sitcom? - protagonizada por un ‘ya hemos visto esto antes’ Ashton Kutcher, que interpreta a Colt Bennett, un treintañero que sigue persiguiendo su sueño de ser un jugador de fútbol americano profesional. Sin embargo, al llegar al rancho donde creció, se da cuenta de que es más importante quedarse a ayudar a su padre Beau (Sam Elliott) y a su hermano Rooster (Danny Masterson) para que el rancho siga sobreviviendo. ¿Vale la pena el regreso de Kutcher y Masterson a la pantalla chica? Sigue leyendo, en melty te traemos la crítica (basada en los primeros dos episodios) de The Ranch.

Es extraño explicar el sentir de esta serie original de Netflix. Producida por Don Reo y Jim Patterson (Two and a Half Men), la serie es un sitcom bastante plano y simple, pero con toques de drama que la diferencian de cualquier sitcom que verías en la televisión convencional (Friends, Mom, Seinfield). Del lado de la comedia es bastante predecible y los chistes, si algo, te harán soltar una risita (el primer episodio muestra a Kutcher usando Uggs y una infinidad de bromas hacia ellas; es bastante cansado). Nada que libere el estrés. El personaje de Masterson, Rooster, es el hermano mayor pero inmaduro que alimenta la tensión entre su hermano y su padre. Si bien es el ‘chiste’ continuo en la serie, no es un personaje que resalte por nada en especial. En cuestión del drama (Beau y Colt chocan mucho, pues es una familia disfuncional y Colt dejó a su familiar por perseguir un sueño que nunca alcanzó), se te puede llegar a erizar la piel. Cuando Sam Elliott grita, regaña o critica, se siente muy real.

Los primeros dos episodios muestran a un Colt que vive en un mundo evidentemente fuera de lugar para el rancho. Poco a poco se va haciendo más humilde, recordando sus raíces, sin perder su actitud de haber sido jugador de fútbol semiprofesional. Es muy similar a Walden, el personaje multimillonario que reemplazo a Charlie Sheen en Two and a Half Men. Un personaje con grandes aires que necesita un reality check. Para no dejar a las féminas fuera, Debra Winger le da vida a Maggie, la madre de los chicos Bennett, dueña del bar local y ex esposa de Beau (aunque amante recurrente). Si bien la serie se enfoca principalmente en los tres chicos, Maggie introduce a la madre amorosa – pero con colmillo – y la persona que siempre mantiene los pies en la tierra. La serie no se filma con audiencia en vivo, pero introducen pistas de risas de audiencia en los punchlines de los chistes, algo que puede ser molesto. El formato es el antiguo multi-cámara, dándole dimensión a las escenas, los personajes y creando tensión en las situaciones dramáticas. ¿Valió la pena el regreso entonces? Diríamos que si, pues ofrece un subgénero de sitcom que no se ha visto. A pesar de los chistes planos (y sexuales), la historia de familia, con todo y groserías (hay muchas), es entrañable. ¡Dale una oportunidad! Los primeros diez episodios ya están disponibles en Netflix. ¿Qué opinas del regreso de Ashton Kutcher y Danny Masterson? ¿Crees que este sitcom vaquero logre ser exitoso? ¡Cuéntanos tus opiniones en los comentarios!

Crédito Netflix