Supernatural temporada 11: resumen episodio 14, ¡Sam descubre el plan de Lucifer!

Supernatural temporada 11, episodio 14, 'The Vessel'
Escrito por

¡Castifer comete un error! En melty te traemos el resumen del episodio 14 de la temporada 11 de 'Supernatural'.

Tras encontrarse con una copia de Amara gracias a un hechizo de una bruja blanca en el capítulo anterior, Dean está más confundido que nunca. Afortunadamente, Sam se ofreció a ayudar a su hermano en caso de tener otra oportunidad para vencer a The Darkness, ¿será su apoyo suficiente para derrotar a Amara? En melty te traemos el resumen de ‘The Vessel’, el episodio 14 de la temporada 11 de Supernatural, ¡en el que Dean viaja al pasado a un submarino americano de la Segunda Guerra Mundial! ¿Logró salir de ahí ileso? ¡Sigue leyendo para descubrirlo! Y en caso de que no te hayas enterado, te invitamos a leer todo sobre el regreso de Bobby y la visita de 'The Miz' a los Winchester. ¿Crees que los hermanos tienen lo que se necesita para vencer a Amara? ¡Dinos en los comentarios!

Al inicio del episodio, una bella mujer llamada Delphine se ve atrapada en la Segunda Guerra Mundial y en una misión muy peligrosa que la obliga a estar casada con un oficial nazi. Sin embargo, cuando el oficial nazi recibe un misterioso objeto llamado 'La Mano de Dios', Delphine recibe la señal que tanto había estado esperando. Es así que ella asesina a su esposo con la intención de robar 'La Mano de Dios' para los 'Hombres de Letras'. ¿Cuál fue el destino final del objeto?

'La Mano de Dios'

Investigando nuevas maneras de eliminar a Amara de la faz de la Tierra, Sam descubre la historia de un misterioso y poderoso objeto llamado 'La Mano de Dios', el cual fue descubierto durante la Segunda Guerra Mundial y según sus documentos, tiene impregnado parte del poder de Dios. Con Dios desaparecido y sin ninguna otra forma de vencer a The Darkness, Sam sugiere que 'La Mano de Dios' puede ser exactamente lo que ellos necesitan en este momento. Sin embargo, al seguir investigando, Sam también descubre que el objeto se hundió junto con el submarino americano que lo transportaba durante un ataque de un submarino nazi. Decepcionados por su suerte, Sam y Dean deciden probar su suerte con Castiel, quien probablemente puede ayudarlos a encontrar una solución a su problema...

Mientras tanto, en el infierno, Castifer se encuentra jugando con su iPad cuando sus súbditos le piden nuevas direcciones para continuar con sus misiones. Castifer no tiene interés en mandar a los demonios y por el contrario, se divierte humillando a Crowley, a quien tiene encerrado y encadenado a una jaula muy pequeña. Crowley le hace ver a Lucifer que incluso cuando tiene el poder para vencer a Amara, el Rey de las Tinieblas tiene muy poco conocimiento sobre su enemiga y por lo tanto, está destinado a perder. A Lucifer no le gustan las afirmaciones de Crowley y él está a punto de hacer algo al respecto cuando escucha la llamada de los Winchester...

El viaje de Dean

Al llegar con los hermanos, Castifer escucha su plan con bastante emoción. Después de disipar sus inquietudes respecto a los viajes en el tiempo (se supone que Castiel no debería poder realizarlos), él se ofrece como medio de transporte para que Dean lleve a cabo la misión. Al principio, a Sam no le gusta la idea en absoluto, pero Dean lo convence y le hace ver que esto podría ayudarlos a vencer a Amara de una vez por todas. Es entonces que Sam obliga a Castiel a prometer que cuidará de Dean todo el tiempo y aunque Castifer acepta la condición, es obvio que no tiene intenciones de cumplirla al pie de la letra.

Con ayuda de Castifer, Dean se transporta a un submarino americano de la Segunda Guerra Mundial, donde el mayor de los Winchester tiene la oportunidad de conocer a Delphine. La mujer no confía en absoluto en el extraño que acaba de aparecer en el barco, pero cuando Dean le explica que él también es un 'Hombre de Letras', Delphine entiende que ésta es una misión que la supera completamente y por lo tanto, debe hacer todo lo posible para que Dean logre su objetivo. Delphine le explica a Dean que ella es la principal protección que tiene el submarino, ya que se tatuó en la piel un símbolo que protege al barco de invasiones sobrenaturales y mientras ella viva, Dean no podrá regresar a casa con 'La Mano de Dios'. Delphine está dispuesta a sacrificarse, pero Dean no está de acuerdo con su estrategia y se opone a tener que matarla como única solución. Al ser identificado por la tripulación como un intruso, el capitán del submarino ordena a uno de sus soldados vigilar a Dean durante el viaje, por lo que Dean tiene que explicarle al capitán que viene del futuro y que el submarino está destinado a ser destruido.

El capitán no cree las palabras de Dean hasta que otro de sus subalternos le confirma la presencia de los nazis muy cerca de ellos. El capitán sabe que el fin está cerca y minutos después comprueba su mayor miedo cuando el esposo de Delphine se comunica con ellos para ofrecerles un trato: si ellos le entregan a Delphine, él les dará el mejor trato como prisioneros de guerra o de lo contrario tendrán que sufrir las consecuencias de enfrentarse a una tripulación nazi con poderes sobrenaturales. Con este mensaje, Delphine entiende que tiene que sacrificarse e incluso con todas las protestas de Dean, ella decide usar 'La Mano de Dios' para no sólo destruirse a sí misma sino para también vencer al submarino nazi en el proceso. Tras usar el objeto, Castifer puede entrar al submarino y rescatar a Dean antes de que se quede atrapado en el pasado...

¡Sam descubre las mentiras de 'Castifer'!

Después de transportar a Dean al pasado, Castiel regresa con Sam para informarle que su plan de acompañarlo fue un fracaso, ya que el submarino tenía protecciones en contra de fuerzas sobrenaturales. Sam rápidamente busca una solución a la situación hasta que encuentra un hechizo que podría reunir a Castiel con Dean. No obstante, al leer los ingredientes de la pócima, Sam se da cuenta que necesitan la fuerza de un arcángel, algo que definitivamente no está a su alcance, ¿o sí? Castifer, dándose cuenta que tiene el poder necesario para llevar a cabo el hechizo, comienza a prepararlo a escondidas de Sam.

Sin embargo, Sam se da cuenta de los planes de Castifer y le hace ver a su "amigo" que como ángel no tiene la fuerza suficiente para llevarlo a cabo. Es entonces que Castifer se cansa de las excusas de Sam y por fin le revela la verdad: él no es Castiel sino Lucifer y ahora que Sam lo sabe, Lucifer se ve obligado a eliminarlo. Afortunadamente, Castiel lucha contra Lucifer (Castiel está atrapado dentro de su propio cuerpo) y obtiene el tiempo suficiente para explicarle a Sam que Lucifer es el único con el poder suficiente para vencer a Amara. Sam intenta convencer a Castiel de que eso no es cierto y de que debe regresar cuanto antes, pero el ángel es necio y prefiere seguir confiando en Lucifer.

Al final del episodio, Dean regresa al presente únicamente para enterarse que Castiel es en realidad Lucifer, quien tomó el cuerpo del ángel con el fin de derrotar a Amara, pero ahora que Lucifer se ha dado cuenta que no los necesita, el demonio tiene toda la intención de matarlos. Desgraciadamente, cuando Lucifer intenta utilizar 'La Mano de Dios' que Dean trajo del submarino, el Rey de las Tinieblas se da cuenta que el objeto no funciona, lo cual Dean deduce se debe a que ya fue utilizado en una ocasión, erradicando todo su poder en el proceso. Molesto por el resultado del experimento, Lucifer se dispone a matar a Dean, pero Sam es lo suficientemente rápido para neutralizarlo y desaparecerlo del lugar por el momento.

Al día siguiente, en un embarcadero, Sam le pregunta a Dean por lo que pasó en el submarino, pero Dean está bastante sensible a todo lo que presenció y no puede contarle la historia a su hermano en ese momento. Por otra parte, Dean le afirma a Sam que salvarán a Castiel cuanto antes, pero Sam no se muestra tan entusiasmado con la idea al recordar que Castiel permitió que Lucifer tomara su cuerpo y por lo tanto, podría ser que Castiel se niegue a regresar antes de que Lucifer confronte a Amara. Por último, Dean le pregunta a Sam qué fue lo que pasó con el submarino alemán que bombardeó a los americanos. Sam, sin saber la razón de su pregunta, le contesta que el submarino alemán también fue destruido, pero que a diferencia de los americanos, sus restos fueron encontrados después de la explosión. Con esta información, Dean obtiene un poco de paz que tanto necesita. ¿Te gustó que Dean viajara a la Segunda Guerra Mundial? ¿Crees que Lucifer regresará a vengarse de los Winchester? ¡Dinos tus comentarios en nuestro Twitter @melty_mx y Facebook!

Crédito The CW