Star Wars episodio 7: acción incansable y nostalgia pura, ¿por qué pedir más? ¡La reseña de un NO fan!

Star Wars episodio VII: BB-8
Escrito por

Con récords de taquilla históricos, miles de teorías sobre los siguientes episodios y legiones llorándole a la significante muerte ocurrida en la cinta, en melty revisamos los puntos más emocionantes del episodio 7, porque seamos 'warsies' o no, es una película imperdible.

En un año donde la frase "película de acción" iba directamente ligada a 'superhéroe', llegó la cinta más esperada del 2015, una que con avances que tenían en una mujer a su heroína y que traían como carta de presentación a algunos de los personajes más famosos del cine, tenía encima una expectativa gigantesca que afortunadamente se cumplió con creces. Es difícil no querer seguir la corriente de aquellos que son los máximos seguidores de la saga Star Wars, que con cada foto revelaba la analizaban con lupa para conectarla con teorías ultra complicadas acerca de este universo, o que una vez estando en la sala de cine creían saber mucho más que cualquiera presente, aunque hubieran comprado el disfraz de jedi o sith apenas hace unos días. En melty te invitamos a revisar"El despertar de la fuerza", pues aunque algunos crean que es sólo un remake y que toma demasiadas referencias de la aclamada trilogía original, es una película que te emociona con cada pasaje y que si no te la pasas buscándole errores parainculpar a J.J. Abrams o para querer verte listo en redes sociales, es altamente disfrutable, ¿cuáles son esos momentos que la hacen - por lo menos para la no fanática extrema que escribe- la película más emocionante y cumplidora de este año?

Hablemos primero de que no es necesario ver todas las películas anteriores para interesarse en este universo, y eso es algo que la nueva generación de espectadores se agradecerá, pues si este es el primer acercamiento que tienen con la saga, es perfecto. El episodio VII no pierde el tiempo y desde los ya clásicos créditos de la saga sabemos que el misterio principal es la búsqueda de Luke, eso da paso a que conozcamos rápidamente a qué bando pertenecen los personajes, además de enterarnos que Kylo Ren no tiene piedad (el verlo degollar rápidamente a un aldeano, nos vale para verificar que esto no es un juego). A la aparición del villano, del tierno BB-8 y de Poe Dameron le sigue la presentación de Finn, otro de los protagonistas y quien le da cierta ligereza a la trama pues aunque es un poco endeble el motivo por el que deja a la Primera Orden para irse a 'pelear' con la resistencia, su personaje resulta el trampolín perfecto para que brille Rey.

Se ha criticado el que la chica pepenadora de basura galáctica pueda controlar tan rápido sus poderes jedi, sin embargo si quitamos esa presión de parte de los fanáticos más grandes de la saga, tenemos a una chica que actúa rápido y que carga con el peso de conectar las historias del presente y pasado logrando meternos en la cabeza todas las preguntas acerca de su origen y sobre todo su futuro. La aparición del Halcón Milenario es aquello que ya planteado el escenario que deja claro que Rey no es la damisela en peligro y es más bien Finn, da inicio a la reconexión con el pasado, una que para algunos es exagerada y pasa del homenaje a la copia, pero que resulta creíble y no deja lugar a dudas.

Han Solo y Chewbacca sin duda logran transportarnos a las historias originales y si no se han visto, inmediatamente nos dejan saber su importancia dentro de este universo, las escenas no se sienten forzadas; la pelea con los otros bribones intergalácticos es para el mero lucimiento de Solo como héroe, pero establece una parte importante pues deja ver con quién se está tratando, él se sale con la suya porque lo hace y gracias a eso es que la escena cumbre de la película también logra impactar. Lo anterior ocurre al mismo tiempo en que se marca el lazo con Finn y una brillante Rey, a quien es muy difícil no relacionar con la familia principal de la película… La participación de la Princesa Leia, ahora comandante, aunque esporádica y casi imperceptible, también es útil y emociona su encuentro con Han, además de que planta otra semilla de duda al no explicarnos cómo es que ocurrió la separación de quien hasta donde sabíamos era su amor eterno. R2-D2 y C3PO cumplen también con la nostalgia, pues aunque ya se ven oxidados... ¡ese es el punto!, que veamos cómo es que les fue en la vida a estos personajes y le demos paso a una nueva y prometedora generación (sí, en 'bebocho').

star wars 7, star wars, star wars episodio 7, sar wars el despertar de la fuerza, el despertar de la fuerza, daisy ridley, john boyega, finn, rey, daisy ridley star wars, daisy ridley rap, john boyega rap, extras blu ray star wars 7
Rey y Finn en el episodio 7

Los villanos son bastantes; es una película en donde pasa mucho y hay que estar atento para no perder de vista el potencial de cada uno. Esa caricatura de Kylo Ren haciendo berrinche, es propia de la saga, al final estamos viendo una guerra interplanetaria empujada por meras venganzas personales. Es una telenovela interespacial de familias traicioneras, de hombres cuidando el honor, de mujeres siendo los estandartes de valentía y no hay absolutamente nada de malo en ello. El momento cumbre, por supuesto, es la muerte de Han Solo, los pensamientos se guardan y seguramente las emociones se dividen entre si Kylo, su hijo, será capaz de deshacerse de él o no, pero si no, perderíamos propósito de seguir con la búsqueda de Luke… ¡por supuesto que lo mataría!, nos lo dijeron en el minuto uno y lo repitieron cuando Kylo habla con Snoke sobre no doblegarse como otros miembros de su familia.

La batalla entre Rey y Kylo también puede contarse como algo relevante, pues ejemplifica perfectamente hacia dónde va la historia y tenemos al villano adquiriendo motivos para odiar a alguien que seguramente está relacionada sanguíneamente con él. La aparición de Luke es el punto final perfecto pues desata toda la intriga y nos cuestiona aún más que lo que lo hicimos durante toda la trama. En el episodio 7 no hay mucho espacio para estar conectando puntos, las batallas se sienten lo suficientemente emocionantes, los personajes hablan lo necesario y nos dejan meternos en ese mundo donde lo que importa es seguirnos cuestionando sobre la siguiente intriga de este complicado árbol familiar.

'El despertar de la fuerza' es una muy buena película porque plantea las dudas para los siguientes episodios, porque los bandos de los personajes son claros y desde el inicio tienes a tus favoritos (¡es muy válido que sea Kylo Ren!), además la acción no cae nunca. Rey es esa heroína que hacía falta pues no parece falsa o forzada, no hace todo sola ni mucho menos, sus motivos parecen ser bastante fuertes y ya queremos descubrir qué pasará después de su encuentro con Luke y su muy probable futura pelea con Kylo Ren, ¿le pondrá otra cicatriz en la cara? Tomémonos el tiempo para apreciar todas las ágiles y emocionantes batalles de la cinta en lugar de buscarle defectos, que si la máscara de Kylo Ren se parece demasiado a la de Darth Vader, que Rey y BB8 son los nuevos Luke y R2D2, entre un largo etcétera de cuestionamientos que no tienen mucho lugar cuando la emoción y el interés durante las más dos horas de película no se pierden.

Crédito Disney Films, Lucasfilm, melty