Poltergeist 2015: reseña, ¿Es mejor que la película original?

Escena del televisor en 2015
Escrito por

En melty tenemos la reseña del remake de Poltergeist, la cual le es muy fiel a la original y nos atrevemos a decir que tal vez es un poco mejor.

Cuando vi la película original de Poltergeist (1982), clasificada como un clásico de terror, recuerdo haber dicho ¨esta no es una película de terror terror¨, más bien, es una especie de thriller combinado con Sci-Fi y presencias sobrenaturales, en realidad, no asusta mucho. Sí cuenta con escenas asquerosas típicas de una película de terror, como alucinaciones de gusanos y caras derretidas, pero la parte sobrenatural, es decir, los fantasmas y todo el tema del vortex que lleva a la otra dimensión, no es lo suficientemente terrorífico como para considerarla una película de miedo, creemos que Steven Spielberg influyó en esto, ya que es uno de los escritores y definitivamente dejó su sello marcado por toda la película. Lo que más vale la pena del remake es justamente esto, intentaron darle la vuelta y lograron hacer una película más ¨de terror¨ que la primera. Claro, pasaron 33 años para que esto sucediera y lo hicieron muy bien, de hecho, aquí puedes ver un detrás de cámaras de la película, para que compruebes cómo sí es más terrorífica que la primera. En melty te contamos por qué creemos que el remake de Poltergeist es aún mejor que la original.

Una vez más vemos a la familia Bowen percibir que algo raro está pasando en la nueva casa a la que se acaban de mudar. Al principio resulta divertido, pero después de que Madison, su hija más pequeña, desaparece y de alguna manera se encuentra atrapada en una dimensión desconocida, se dan cuenta de que las presencias que los acechan no son amistosas y que tienen un plan macabro. Como en la película original, la casa está cargada de una fuerza sobrenatural proveniente de unos espíritus/fantasmas que están muy enojados porque algunos años atrás, una empresa decidió construir casas encima de lo que era una cementerio (esta vez no especifican si es indio o no, pero sabemos que sí, los cementerios indios son más creepy), pero en realidad, lo único que movieron fueron las lápidas y dejaron los cuerpos enterrados, mismos que ven la oportunidad de vengarse con esta nueva familia que habitó la casa, para que alguien los escuche. Griffin, el hermano de Madison, es un niño con muchos miedos, en realidad, todo le asusta, y cuando se entera de que el ático será su nueva habitación, sus miedos se vuelven más grandes después de que encuentra una colección de payasos viejos.

La película le es muy fiel a la primera, vemos escenas muy parecidas, pero de una manera más macabra. Por ejemplo, el payaso que se mueve por sí solo, es mucho más aterrador que el de versión original. En la película de los 80', los fantasmas son algún tipo de humo y en esta, decidieron mejor representarlos como luces, aunque también llegamos a ver algunos de ellos con formas humanas o más bien, de esqueletos con caras malignas.También la escena de Maddie en la televisión resulta más creepy por el simple hecho de que esta vez, varias manos aparecen a través del televisor, cosa que no sucede en la original. Aunque creemos (y no sabemos bien por qué) que una televisión antigua siempre será más creepy que una flatscreen.

La trama es exactamente la misma, Maddie desaparece y su familia intenta recuperarla con la ayuda de un equipo de investigadores de actividad sobrenatural, esta vez, no es la mamá quien salva a la su hija, es su hermano, Griffin, (el miedosillo) que demuestra su valentía al ingresar a la dimensión desconocida para salvar a su hermanita menor. Aunque creemos que la Maddie de la primera películas hizo un mejor trabajo en su papel, la nueva niñita también inspira mucha ternura, lo cual nos hace preocuparnos por que esté en manos de todos esos espíritus malignos.

Claro, es un remake, pero sí cambiaron algunos detalles, lo cual fue bueno porque aunque ya sabes qué va a pasar, algunas cosas te sorprenden. El equipo de rescate es un poco diferente, ya que incluyen a Carrigan Burke (Jared Harris), un hombre que tiene un programa de televisión en el que resuelve misterios sobrenaturales y del cual, Kendra, la hija mayor de los Bowen es fan. Algo que marca la diferencia es el aprovechamiento de la tecnología, no solo para ofrecernos unos excelentes efectos visuales para hacerla más creíble, sino que esta vez incluyeron un drone con una cámara integrada para poder ingresar a la dimensión en la que Maddie se encuentra atrapada. En la película original, nunca logramos ver qué hay dentro de esa dimensión, y en esta, logramos ver cómo es el lugar en donde los espíritus se encuentran. Esto es un súper plus, ya que le da ese toque que la convierte en una gran película de terror donde no pierdes la atención en ningún momento.

Creemos que vale mucho la pena que vayas al cine a verla, independientemente de si eres fan de la original o no, Poltergeist: Juegos Diabólicos te hará pasar un buen rato y tal vez logre asustarte más de lo que esperas. También está disponible en 3-D, lo cual seguramente intensificará la experiencia y podrás disfrutar de unos efectos especiales dignos del 2015. ¿Te animarás a ver Poltergeist?

Crédito 20th Century Fox