Mi gran boda griega 2: ¡Toula Portokalos y su familia están de regreso! (reseña)

Mi gran boda griega 2, reseña
Escrito por

La secuela de 'Mi gran boda griega' ya está aquí y en melty tenemos la reseña para ti. ¿Volverá a hacernos reír la familia Portokalos? Sigue leyendo.

Hace catorce años conocimos a Toula Portokalos, una insegura chica griega que estaba tratando de darle sentido a su vida mientras buscaba el amor y hacía malabares con su siempre entrometida familia. Debatiéndose entre el tradicionalismo de sus padres y sus propias creencias, Toula poco a poco empieza a encontrarse a sí misma y finalmente se enamora y se casa con Ian, un hombre no griego que está dispuesto a darlo todo por ella. En medio del romance y la muy atinada comedia, 'Mi gran boda griega' se volvió un clásico para los amantes de este género y la familia Portokalos se quedó grabada en el corazón del público. Con esto en mente Nia Vardalos, quien actúa como Toula y escribió el guión de la cinta, decidió incursionar en la secuela 'Mi gran boda griega 2'. Pero, ¿fue una decisión atinada? En melty te traemos la reseña de la película.

Han pasado diecisiete años desde que vimos a Toula e Ian casarse rodeados de la familia Portokalos. Hoy en día, Toula es ama de casa y madre de Paris, una adolescente de 17 años cuyas inseguridades son parte del día a día de su madre. Ian por su parte, sigue siendo el mismo "chico cool" que conocimos y trabaja como director en la escuela de su hija. La familia Portokalos no ha cambiado mucho, unos hijos más pero siguen siendo el mismo "muégano" que conocimos hace tanto tiempo. Sin embargo, recaen en Toula para que arregle todos los problemas de la familia, cosa que tiene a la protagonista más que cansada. Esto se engrandece cuando Maria y Gus (los padres de Toula) se dan cuenta de que no están casados y pasan por una serie de discusiones que hace que la madre piense que tal vez no debería estar casada. Y, ¿a quién le toca solucionar el problema? A Toula por supuesto.

Encima de este drama, se encuentra el conflicto que tienen Ian y Toula con dejar que Paris se vaya a estudiar a la Universidad de Nueva York pues quieren tenerla tan cerca como sea posible (¿será que Toula se convirtió en sus padres acaso?). Paris tiene sus propios problemas de identidad por lo mismo pues no quiere ser forzada a cumplir las expectativas de su familia griega pero al mismo tiempo no quiere dejar sus raíces atrás. Finalmente, está el problema del matrimonio de Toula e Ian que, si bien es relativamente estable, ya no tiene la misma pasión que antes. ¿Qué podrán hacer para revivir el fuego?

La película está llena de buenas intenciones que no necesariamente se traducen en carcajadas. Si bien como mexicanos podemos vernos muy identificados con esta familia (somos latinos a final de cuentas) hay una chispa que le falta y que no la lleva a la genialidad de la película pasada. Tal vez es que el personaje de Toula no tiene la misma decisión que antes o que simplemente la trama es demasiado floja (y poco relevante) para mantener el interés del público. Los chistes se sienten un poco reciclados a veces y a diferencia de la primera película podemos identificarnos con la incomodidad de la joven Paris pero de una manera distinta: la película es como ese tío que siempre que te ve se trata de hacer el chistoso pero no te da mucha risa. Sin embargo, la cinta sí tiene sus buenas puntadas y aquellos que vieron la pasada, sentirán el cariño de ver reunida a la excéntrica familia de nuevo. En cuanto a actuaciones, Andrea Martin (la tía Voula) se lleva las palmas por sus siempre ocurrentes interjecciones y consejos. Una comedia familiar que los fans de la cinta pasada de Vardalos atesorarán. ¿Ya viste 'Mi gran boda griega 2'? ¿Qué te pareció? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Crédito Universal Pictures México, Universal Pictures