Making a Murderer: 5 momentos que prueban la inocencia de Steven Avery

Steven Avery, el caso de 'Making a Murderer'
Escrito por

Steven Avery ya no es un nombre desconocido, los 10 episodios de la serie documental de Netflix sobre su historia nos han dejado pegados a la pantalla. En melty contamos cinco momentos clave que demuestran su inocencia.

Making a Murderer es la serie documental de Netflix que puso a todo mundo al tanto de la situación de Steven Avery y su sobrino Brendan Dassey. Después de haber pasado 18 años en prisión de manera injusta, Steven salió libre pero sólo para encontrarse en otro juicio donde se le culpaba del homicidio de Teresa Halbach, una joven periodista. La serie fue filmada por Demos y Ricciardi, dos cineastas que tuvieron que vivir en Wisconsin para registrar la historia de Steven, recopilaron todo desde el 2005 y terminaron en el 2015 para demostrar las fallas del sistema judicial de Estados Unidos. Más allá de las fallas del sistema, el documental registra una injusticia contra un ciudadano común, no ejemplar, pero no por eso culpable. Por otro lado, muchas declaraciones han salido a la luz después de el estreno en diciembre, como por ejemplo el abogado defensor del Estado, Ken Kratz, quien aseguraba que había omisión de pruebas en el documental y que por eso pareciera una pieza para defender a Steven. Por otro lado, la ex prometida de Steven dio una entrevista donde declaraba que su el acusado era violento y buscaba venganza, esto aunque en la serie ella no parecía tener la misma actitud. Lo que hemos visto ahora son declaraciones, nadie ha salido a mostrarle a los medios más pruebas que comprueben la culpabilidad de Steven o de Brendan. Por otro lado en la serie podemos ver pruebas irrefutables que comprueban que Steven es inocente, en melty te compartimos cinco de éstas.

No hay ADN

La historia oficial dice que Steven mató a Teresa en el garage, que la torturó en su trailer. Sin embargo en ningún lado se encuentran rastros de ADN de Teresa. Si Steven hubiera limpiado toda la zona para borrar sus huellas, también hubiera limpiado su propio ADN, sin embargo el garage está lleno de su ADN y no hay ni rastro del de Teresa.

La llave mágica

En la serie podemos ver que después de que Steven es acusado del asesinato de Teresa, la policía cierra la propiedad de la familia Avery para hacer inspecciones, buscando evidencia que pueda inculpar al sospechoso. Después de meses no encuentran nada, pero cuando la policía del condado de Manitowoc se involucra en la inspección, a un lado de un pequeño librero se encuentra a la vista de todos, una llave. La llave pertenecía a Teresa y era de su RAV4. ¿Cómo es posible que estuviera a la vista y meses antes nadie la había identificado?

El tubo de sangre

En 1985 Steven fue arrestado y encarcelado por el supuesto ataque a una mujer. En ese momento se registraron sus datos, además de una muestra de sangre. Todos estos documentos fueron archivados desde ese entonces y nadie más pensó en ellos. No fue hasta que en el caso del asesinato de Teresa Halbach que los abogados sospecharon algo: alguien plantó las supuestas manchas de sangre de Steven en la camioneta de la difunta. Todos parecían dudar de tal idea tan especulativa, ¿cómo la policía iba a plantar la sangre del acusado? Parecía ridículo, además de imposible. Dean Strang y Jerry Buting fueron a los archivos de Steven y encontraron el tubo de ensaye con la muestra de sangre, pero no estaba intacta: la muerta tenía un agujero, hecho con una jeringa para extraer sangre.

El cuento de Brendan Dassey

En el video de la confesión de Brendan, el sobrino de Steven, podemos ver como los policías se desesperan de que no confiese lo que ellos esperan. Es tal el hastío que comienzan a darle pistas. '¿Qué hiciste con su cabeza?' le pregunta un oficial, a lo que Brendan responde: '¿Le cortamos el cabello?'. El chico está diciendo cosas demasiado incoherentes buscando la respuesta correcta para los oficiales. Según Brendan, la ataron a la cama, la golperaron, abusaron de ella, le cortaron el cabello con un cuchillo, luego salieron del trailer y le dispararon en la cabeza. Después en su juicio de defensa Brendan asegura que inventó todo, y que lo sacó de un libro llamado 'Kiss the girls'. El libro en efecto relata escenas de mucha violencia contra mujeres, en una historia hay una chica atada a la cama por parte de su secuestrador, además de que coincide con el dato de Brendan: en la historia el secuestrador le corta el cabello a la chica con un cuchillo.

El jurado

Aunque va más allá de la serie, en el documental vemos a un miembro del jurado que sale del caso por un problema familiar, quien asegura que solo dos personas del jurado pensaban en declararlo culpable, y que estas dos personajes pudieron cambiar la opinión de los demás. Después de que se estrenó la serie, otro miembro del jurado contactó a las cineastas para decirles que él pensaba que Steven era inocente y que si logrará tener un nuevo juicio, debería ser muy lejos de Wisconsin.

La serie plantea una serie de incongruencias que demuestran fallas en el sistema de justicia. Hay muchas pruebas que parecen sembradas, esto no quiere decir que Steven Avery no sea responsable del homicidio. La serie apunta a que la historia que se creó alrededor del asesinato de Teresa no hace sentido, sin embargo más que alegar sobre su inocencia las cineastas aseguran que buscan retratar el fallido sistema judicial. Aunque no sea su intención, la serie sin duda propone a Steven Avery como inocente, la historia nos va guiando tirando la versión donde Steven es culpable. Además de que se ha alegado que muchas piezas de la defensa se han dejado fuera de la historia que se ve en pantalla. ¿Es Steven Avery culpable o inocente? Nunca lo sabremos, lo que podemos indagar con esta serie documental, es que el caso estuvo lleno de irregularidades y que realmente, aunque pensáramos que Steven es culpable, todo el caso se construyó de manera incoherente. Tú qué opinas, ¿crees que sea inocente o culpable? ¡Sigue la carpeta y no te pierdas los detalles de 'Making a Murderer'!

Crédito Netflix