Lana del Rey: 'Honeymoon', la nostalgia en su máxima expresión (reseña)

Lana del Rey: Honeymoon (reseña)
Escrito por

En melty te traemos la reseña de 'Honeymoon', el nuevo disco de Lana del Rey. ¿Es su tercer álbum un clásico instantáneo?

En el 2011 apareció una chica sobre los escenarios que nos recordaba épocas del mundo del entretenimiento llenas de glamour y secretos, esos tiempos en los que los artistas aún permanecían como un misterio para la mayoría de las personas y lo único que conocíamos de ellos estaba en las imágenes en blanco y negro que veíamos en los periódicos. Con su imagen estilizada y melancólica, Lana del Rey tomó por sorpresa a todos con su sencillo 'Video Games', el cual fue una sensación de internet que se tradujo en varias parodias que incluían una relacionada con 'Los juegos del hambre'. Más tarde, sus letras fueron motivo de controversia al tener frases como "my p***y tastes like Pepsi-Cola", problema que también surgió con sus declaraciones a la prensa, las cuales sugerían que estaba en contra del feminismo ya que el término simplemente "no era interesante" para ella. Con todo lo anterior, Lana del Rey logró consolidarse, para bien o para mal, como una de las cantantes más polémicas de nuestros tiempos. A continuación, en melty te traemos la reseña de su último disco, "Honeymoon". En éste, Del Rey le canta al pasado y vive, a través de su música, la nostalgia que uno siente al recordarlo; ella le canta a la tristeza de la luna de miel que ya terminó y nunca volverá, pero que también le dejó una felicidad que durará para siempre. En muchos sentidos, podría decirse que 'Honeymoon' es Lana del Rey en su máxima expresión.

Es importante empezar esta reseña diciendo que la Lana del Rey que escuchamos en "Honeymoon" es más parecida a aquella de "Born to Die" que a la que escuchamos el año pasado en "Ultraviolence". De hecho, la primera canción del álbum -la cual además le da su nombre- es un eco de lo que alguna vez fue 'Video Games' con más variedad de instrumentos en su composición. 'Honeymoon' es también el primer indicio del crecimiento que Lana del Rey ha tenido vocalmente al alcanzar algunas notas agudas sin esfuerzo e infundiendo sus letras con una seguridad que no habíamos escuchado en sus discos anteriores.

En 'Music to Watch Boys To' podemos escuchar uno de los coros más pegajosos del disco. La música de 'Music to Watch Boys To' es una parte memorable de "Honeymoon" al poseer un aire seductor que ocurre gracias a la combinación entre los instrumentos de viento y la discreta batería que marca un ritmo que podemos imaginar en las películas de los setenta, aquellas que trataban sobre la mafia que azotaba las grandes ciudades. 'Music to Watch Boys To' pertenece a las bandas sonoras del cine negro, el cual se caracterizaba, visualmente, por sus marcados contrastes entre luces y sombras y que narrativamente terminaban en tragedia. Por lo anterior, no es ninguna sorpresa que éste sea el segundo sencillo que se desprende del proyecto y cuyo video puedes ver a continuación:

Con 'Terrence Loves You', Lana hace un homenaje a 'Space Oddity' de David Bowie al preguntarse "Ground control to Major Tom / Can you hear me all night long?", frase que también confirma la soledad que la cantante utilizó como inspiración para el álbum y que estuvo presente desde su origen. El piano de la canción ayuda a subrayar el sentimiento depresivo y triste que Lana trata de evocar al narrar una devastadora ruptura al compás del saxofón y los violines del fondo. "Honeymoon" parece estar plagado de estos momentos y es importante recordar que, técnicamente hablando, es el proyecto más sencillo de la artista, quien buscó únicamente la ayuda de Rick Nowerls y Kieron Menzies, sus antiguos colaboradores, para grabarlo y componerlo.

Lana continúa en su propia película con la melancólica 'God Knows I Tried', la cual hace uso de las pocas guitarras que existen en el disco. Éste es uno de los puntos vocales más fuertes de la cantante, quien suena desesperada por encontrar un momento de paz al cantar "I feel free when I see no one / And nobody knows my name". Enseguida nos encontramos con 'High by the Beach', el primer sencillo del álbum que nos recuerda que todos los cantantes de hoy en día componen canciones alrededor del consumo de drogas (¿verdad, Miley?). 'High by the Beach' nos hace un resumen de todo lo que Lana puede ofrecernos: una voz fina y delicada en una balada que tiene un poco de hip hop y coros que a veces traspasan la barrera de lo indie para convertirse en lo más escuchado de las listas Billboard. Sin sorprender a nadie, ésta es una de las decisiones menos arriesgadas y más accesibles para promocionar "Honeymoon":

Antes del interludio ('Burnt Norton'), el cual es un poema de T.S. Eliot y que confirma el tema central del disco, encontramos dos de los puntos más fuertes de "Honeymoon": 'Freak' y 'Art Deco'. La primera es una canción que regresa a lo seductor y a lo erótico con los suspiros tan característicos de su intérprete y con la mezcla entre violines, batería y saxofón, quienes tratan de no llamar la atención de quien los escucha. 'Freak' es un potencial tercer sencillo que sin duda le ganaría a Lana del Rey nuevos adeptos y haría dudar a sus críticos más extremos. 'Freak' es simplemente, uno de los mejores momentos musicales de la cantante en toda su carrera. Por su parte, 'Art Deco' es tan extravagante como su inspiración, ya que se rumora tiene como influencia a Azealia Banks, amiga cercana de Lana. Lo anterior no es difícil de imaginar cuando se escuchan líneas como "Club queen on the downtown scene / prowling around at night / you're not mean, you're just born to be seen / born to be wild". 'Art Deco', musicalmente, repite el tono sexy de 'Freak' pero con frases que únicamente Lana del Rey podría componer exitosamente ("Baby you're so ghetto, you're looking to score") y con un poco del hip hop que la hizo famosa en "Born to Die" hace algunos años.

Desgraciadamente, después del interludio, la luna de miel cae un poco y la artista nos entrega temas que son muy similares entre sí. "Religion", "The Blackest Day" y "Swan Song" retroceden en el tiempo y nos entregan a una Lana del Rey que se siente muy cómoda en lo melancólico y depresivo de su música y que olvida lo que estaba tratando de alcanzar con "Honeymoon". En estos tracks, la batería ya no es tan sutil y abrasadora como en otras canciones del disco y algunos sintetizadores aparecen para confirmar que Lana del Rey se pierde todavía en esa imagen tan controlada y artificial con la que es fácil confundirla y que en sus inicios le sirvió para identificarse en una industria tan competitiva como la musical. Sin embargo, este tipo de tracks ya no son necesarios en "Honeymoon" y sólo impiden la consolidación de una intérprete que está a punto de encontrarse por completo como artista y compositora.

"Salvatore" es otro momento que parece sacado de una película (italiana) antigua. La canción abre con unos violines un poco dramáticos que poco a poco suben de intensidad, a la par de la voz de Lana, hasta convertirse en una orquesta que le brinda a 'Salvatore' un aire de grandiosidad que se vislumbra a lo largo de "Honeymoon" pero que nunca llega a establecerse por completo. Los "ah ah ah ah" de la canción recuperan lo seductor de la primera parte del disco y lo resaltan como otra de las mejores interpretaciones de la cantante en el proyecto. Casi al final del tracklist, '24' podría pasar desapercibida a simple vista, pero es la canción que trata de rectificar el camino y nos entrega el último gran momento de "Honeymoon". '24' tiene el jazz que se impregnó a lo largo de "Honeymoon", lo seductor de la mayoría de las interpretaciones de Lana del Rey en el disco, la habilidad vocal que mejoró con este proyecto y la batería que marca un ritmo adictivo sin ser la protagonista entre los demás instrumentos. Finalmente, el cover de 'Don't Let Me Be Misunderstood' -originalmente interpretada por Nina Simone- aparece como un gustito personal de la cantante que técnicamente es impecable, pero que no le hace justicia a la versión original y tampoco es esencial a la hora de escuchar el disco.

Los mejores tracks:
  • "Honeymoon", "Music to Watch Boys To", "Freak", "Art Deco", "24"

"Honeymoon" marca un momento muy importante en la carrera de Lana del Rey. La cantante nos entrega su mejor disco hasta ahora, el cual aún presenta una división entre la Lana del Rey que propone e innova y al mismo tiempo está segura de su música y aquella que se deja llevar por el estilo que vende con su imagen y que nos entrega canciones que hemos visto antes en "Born to Die" y "Ultraviolence". "Honeymoon" aún no es el disco que consolidará a Lana del Rey como una de las cantantes más importantes de nuestros tiempos, pero definitivamente es un paso en la dirección correcta.

Con canciones que podrían aparecer en el soundtrack de varias películas, que tienen un aire de grandiosidad y un toque de jazz mezclado con ritmos seductores en ellas, "Honeymoon" es un viaje al pasado que nos hace sonreír y llorar al mismo tiempo. Lana del Rey sigue cantando sobre los mismos temas -el abandono, la ruptura, el romance- y parece que se divierte haciéndolo aún más que antes, pero por primera vez en su carrera, ella también nos presenta a la artista que estábamos esperando escuchar desde "Born to Die". Y tú, ¿qué opinas de 'Honeymoon'? ¿Cuál es tu canción favorita del disco?

Escucha "Honeymoon" si te gustó:
  • Froot (2015) de Marina and the Diamonds
  • I Love You But I Must Drive Off This Cliff Now (2014) de Got a Girl
  • Youth Novels (2008) de Lykke Li
Crédito Interscope