La Horca: Charlie, Charlie ¿estás ahí? (reseña) 

Charlie, Charlie ¿estás ahí?
Escrito por

Aquí, en melty, reseñamos la película de 'La Horca', la cual podría tener algo que ver con el "Charlie, Charlie" Challenge, pero en realidad es otra historia la que cuenta.

El cine de terror siempre ha tenido un grupo de seguidores muy grande y es por eso que en cartelera podrás, constantemente, encontrar una película de este género. Las posibilidades de que un filme de terror sea realmente bueno, son bajas. El terror es difícil, es más fácil hacer reír a un público, que asustarlo; sobre todo hoy en día que estamos rodeados de entretenimiento por todos lados y convencernos de algo es muy complicado. Recientemente han salido buenas películas de este tipo, como The Babadook, It Follows e incluso Unfriended. ‘La Horca’ no es una de ellas, pero sí es una película que logrará entretenerte de cierta manera. Aquí, en melty, te contamos más sobre ella.

‘La Horca’ comienza su historia con un flashback a una obra de teatro en 1983. Un grupo de estudiantes de una preparatoria en Estados Unidos, Beatrice High School, está presentando una obra llamada The Gallows cuando sucede un terrible accidente y unos de sus estudiantes muere ahorcado. Después nos adelantamos 20 años después, donde un nuevo grupo de jóvenes volverá a hacer esta obra. La historia sigue a Reese Houser, un atleta de fútbol, que será la estrella de esta representación. Reese tiene un crush con Pfeifer, una chica intensa que es la encargada de organizar a todos sus compañeros y que representa a su amada en la obra. El mejor amigo de Reese, Ryan, es un chico intenso y bully que sigue a su amigo a todos lados y lo molesta por formar parte del show.

Reese, Ryan y Cassidy (la novia de Ryan) deciden ir por la noche a la escuela a destruir la escenografía de la obra ya que Reese está muy nervioso antes de su presentación y decide que prefiere no actuar. El grupo de amigos logra infiltrarse en la escuela y mientras están ahí se encuentran con Pfeifer. Misteriosamente las puertas del lugar se cierran y los chicos no pueden escapar; es así que comienzan a suceder cosas espeluznantes. Los jóvenes comienzan a ser atormentados por alguien, quien aparenta ser Charlie, el chico que murió en la horca 20 años atrás. Es así que Reese descubre una conexión de su pasado con la obra de The Gallows.

La película sigue un formato ya muy conocido en el género de terror, donde todo lo vemos a través de una o varias cámaras que los personajes llevan en mano. Todo esto comenzó con la película de ‘El Proyecto de la Bruja de Blair’, desde entonces, cientos de películas han tratado de replicar el terror que produjo a los espectadores la primera. Sin embargo, pocas lo han logrado. ‘La Horca’ no es la excepción, a pesar de que en varias ocasiones logra que saltes de tu asiento o te suden las manos, no existe un terror realmente genuino. El problema es que la cámara en mano no está realmente justificada y en momentos se siente irreal, lo cual no logra que los espectadores se adentren en la historia como se debería. En varias ocasiones, la historia corta y regresa a escenas anteriores para que se vean lo que sucedió con otra de las cámaras, pero esto rompe con la narrativa de la película.

Los actores que interpretan al grupo de amigos se quedan cortos. Aunque en varias ocasiones logran con éxito mirar a la cámara y transmitirte su terror, el problema es que se siente falso, lo cual crea una desconexión con los personajes y el espectador. La realidad es que, el público no está alentándolos, lo cual es realmente importante en una película de terror. Si no quieres que los personajes principales sobrevivan, ¿entonces dónde está la emoción que debería causar? Por otro lado, la película te trata de vender una historia de amor entre Reese y Pfeifer, la cual desafortunadamente tampoco es creíble. En esta ocasión, la idea que el chico popular se podría enamorar de la chica rara, no logra despertar algo real en el público.

‘La Horca’ sí logra algo, lo cual es tener un final sorpresivo. Los últimos minutos del filme, logran darle una vuelta a la historia y crear una reacción de incredulidad en los espectadores; sin embargo, esto no significa que sea un cierre bueno. La realidad es que esta es una película para ver un domingo en la tarde; probablemente te la pases bien y disfrutes algunas de las sorpresas y escenas que sí logran asustarte, pero cuando termine, no te quedarás con ganas de volverla a ver y posiblemente en unas horas se te olvide que la viste.

Esta película logró llevar a muchas personas a las salas de cine ya que querían ver un filme relacionado con el famoso grupo de videos virales del ‘Charlie, Charlie Challenge’. Esto fue gracias a que uno de los videos promocionales incluía una escena donde se veía este juego y se escuchaba el “Charlie, Charlie, ¿estás ahí?”. La verdad es que fuera de que el nombre del fantasma de la película se llama Charlie, ‘La Horca’ no tiene nada que ver con estos videos, así que no esperes llegar a la sala del cine y ver en pantalla a un grupo de amigos jugando el juego de los lápices y llamándole al espíritu de Charlie. ¿La irás a ver al cine?, si es que ya la viste ¿crees que sea una buena película de terror? Para más reseñas de películas, síguenos en Twitter en @melty_mx

Crédito Warner Bros