Joy: la más intensa Jennifer Lawrence en una película que no lo es tanto (reseña)

Joy: Jennifer Lawrence como Joy Mangano

Con un Globo de Oro más bajo el brazo gracias a esta película, Jennifer Lawrence da todo en un proyecto que pareciera hecho sólo para ella y no para honrar la historia real. En melty te contamos qué tal le va a la consentida de Hollywood en este relato que patalea por ser comedia.

A Jennifer Lawrence no le faltan seguidores y su carrera tiene un ascenso imparable, pocas veces visto en una época en que presumiblemente cualquiera puede convertirse en estrella gracias a las habilidades que se posean en cuanto a manejo de una cuenta de Instagram y el circuito de estrellas es más inestable que nunca. La también protagonista de 'Los Juegos del Hambre', acaba de romper el récord como la actriz más joven con más nominaciones al Oscar, esto gracias a una película que le debe mucho pero que también podría no deberle nada (el papel pudo haber caído en una intérprete con más edad). En melty te presentamos nuestra reseña de 'Joy', dirigida por David O. Russell y que marca la tercera colaboración entre el director y J.Law.

'Joy' narra la historia de una mujer que se vuelve modelo e inspiración para muchas otras gracias a su empuje para salir adelante cuando cualquier progreso parecía imposible en su vida. Joy Mangano es una persona real, que después de diseñar un trapeador 'mágico' (con mango retráctil) y aguantar los peores tratos para poder lograr venderlo, construye una empresa que hoy en día factura millones de dólares. La Joy interpretada por Jennifer Lawrence es una joven madre divorciada (con un ex que aún vive en casa), un padre y una madre que no se pueden ver ni en pintura y muchas, muchas cuentas por pagar. También está su abuela, quien narra en voz en off la historia de éxito de su nieta.

La narrativa trata de jugar con los escenarios presentándonos pasajes de una telenovela que la mamá de Joy ve y de la que ella forma parte en cierto momento,esto, para darnos a entender el complicado y difícil mundo en que vive la protagonista, donde como es tan buena tiene que arreglarles la vida a todos. Tales viñetas, resultan innecesarias, pues no son totalmente graciosas e igual entendíamos que Joy sufría por mantener a sus hijos. Esencialmente es algo que pasa durante todo el filme pues los guiños de comedia no terminan de entrelazarse con el drama de la madre -casi- soltera que quiere darles lo mejor a sus hijos y que sufre por su familia disfuncional.

De repente el mundo alterno de la telenovela desaparece por completo para dejar a Jennifer Lawrence vencer un obstáculo tras otro, con muy poco espacio para disfrutar a Robert De Niro como su necio papá o incluso para enamorarnos más de la historia de Mangano. La película termina resultando una mezcla inexacta de comedia y drama, pues no alcanza ninguno de los dos de forma suficiente, lo que hace que la historia del invento de Joy Mangano resulte una más; el final parece volver a la telenovela que seguíamos en un inicio y es hasta caricaturesco, ¿en verdad la Joy real era tan, tan buena? ¿no tuvo ningún inconveniente en aceptar a su ex como su socio? ¿cuándo se resolvió todo tan rápido dentro de la trama? Una actriz más pudo haber quedado en el papel (tal vez Amy Adams, quien sí da la edad para el personaje) y tal vez otro director pudo acercarnos aún más a Joy Mangano, pues el filme de David O. Russell parece querer que Jennifer Lawrence nos caiga bien (o mejor, según sea el caso), pero deja de lado la intención de conocer a la verdadera Mangano. Mención aparte merece la milésima colaboración Lawrence- Cooper, que como muchos otros elementos distraen del tema principal: ¡Joy Mangano!

  • Ve 'Joy' si te gustó:
  • Silver Linings Playbook
  • Big Eyes
  • Erin Brockovich

*Reseña por: Valeria Vera

Crédito Fox