Ellie Goulding: 'Delirium' su disco más pop y, ¿el más genérico? (reseña) 

Ellie Goulding: 'Delirium' (reseña)
Escrito por

En melty te traemos la reseña de 'Delirium', el último disco de Ellie Goulding. ¿Es tan memorable como los anteriores?

Mientras Ellie Goulding ponía los toques finales a su tercer disco, la intérprete le advirtió a sus fans que éste sería la consolidación de un experimento que había querido realizar desde hace mucho tiempo: escribir un álbum completamente pop que se sintiera más 'grande' que sus proyectos anteriores. Varios críticos y expertos en la industria señalaron que la anterior era una declaración sumamente confusa considerando que Lights y Halcyon eran también discos pop. Entonces, ¿qué pensaba Ellie que había hecho desde el inicio de su carrera y qué era exactamente lo que estaba haciendo ahora? La respuesta es sencilla: mientras Lights y Halcyon nos presentaron a una artista pop que experimentaba con un poco de folk e indie pop en su música y que tenía una propuesta diferente a lo que se escuchaba en el mercado, Delirium es la homogenización de Ellie Goulding, donde el folk y lo indie se cambiaron por lo mainstream y las pistas de baile. ¿Fue un buen trueque para la artista? En melty te traemos la reseña de Delirium, el más reciente álbum de Ellie Goulding. ¿Qué canciones están destinadas a convertirse en el próximo éxito del momento? ¡Sigue leyendo para descubrirlo! Cabe recordar que hace unos días, Ellie se presentó en el Victoria's Secret Fashion Show 2015, en el cual sustituyó a Rihanna después de una cancelación de último momento. ¿Te gustaría ver a Ellie en vivo? ¿Crees que venga a México con su próximo tour?

Delirium inicia con un intro que trata de meternos en el mood del resto del álbum, con cánticos que nos recuerdan un poco a lo etéreo de sus discos anteriores y que nos lleva de la mano a 'Aftertaste, el primer track del proyecto. 'Aftertaste', una canción lista para poner a bailar a todos en cualquier antro o fiesta, pero lo mismo podría decirse del resto de los tracks que conforman Delirium; todos sin excepción, están confeccionados de tal forma que suenen lo suficientemente pegajosos y adictivos para convertirse en el número uno de todas las listas de popularidad que existen alrededor del mundo. No obstante, Delirium también carece del sello personal que Lights (2010) y Halcyon (2012) tenían en ellos y que le ayudaba a Ellie a diferenciarse del resto de las cantantes pop contemporáneas.

Para confirmar lo anterior tan sólo basta ver los créditos de todos los productores involucrados (Greg Kurstin, Max Martin, Ryan Tedder), quienes han sido responsables de los éxitos de otras talentosas artistas como Katy Perry, Taylor Swift y Sia. La diferencia es que esas cantantes, incluso con toda la ayuda y colaboraciones que presentan sus proyectos, han logrado crear una marca propia de sí mismas sin que exista posibilidad de confusión entre sus audiencias. Es bastante sencillo distinguir una canción de Katy Perry de una de Taylor Swift y de una de Sia. En Delirium, es difícil distinguir los tracks entre sí y a menos que estés prestando mucha atención, el cambio entre 'Something in the Way You Move' y 'Aftertaste' es prácticamente nulo. Las pocas canciones que suenan 'diferente' se sienten un poco incómodas para la voz de la cantante ('On My Mind', por ejemplo) y aunque hay destellos de la voz artística de Goulding en algunas piezas, ninguna se acerca a la genialidad que fueron 'Lights' o 'Anything Could Happen'.

Ellie Goulding puso demasiada atención en tener 16 tracks listos para la pista de baile en lo que llamó 'el álbum pop más grande que ha hecho', que se le olvidó aquello que quería transmitir a través de su música. Por supuesto que es divertido escuchar canciones con beats y sintetizadores que nos obligan a bailar al instante, pero esas canciones, tal y como lo hemos visto gracias a las innumerables producciones de Calvin Harris o Robin Schulz, son intercambiables y tienen una duración mínima de vida o bien, se vuelven relevantes hasta que la próxima colaboración salga al mercado. Es una lástima que pequeñas joyas como 'Keep On Dancin'' y 'Around U' se pierdan entre tanta energía desbordada y para cuando por fin tenemos tiempo de escucharlas detenidamente, parezcan menores a comparación de otros tracks listos para presentaciones en estadios y videos extravagantes.

'Codes' es otra canción que tiene un inicio prometedor, pero que también termina convirtiéndose en uno de los tracks perdidos de Calvin Harris. 'Holding On For Life' tiene un piano a su favor que le ayuda a distinguirse del resto del álbum, así como el apoyo de un coro tipo gospel que justifica la grandiosidad que quiere evocar la música, convirtiendo al track en uno de los más memorables del proyecto. No obstante, 'Love Me Like You Do' sigue siendo la canción más destacable del disco (lo cual nos causa un poco de sentimientos encontrados al recordar que es una canción del soundtrack de Fifty Shades Of Grey) al ser la que mejor destaca la voz de Goulding y que sabe usarla a su favor sin diluirla con la instrumentación o los sintetizadores que acompañan a la música.

'Don't Need Nobody' tiene un poco de house en ella que nos recuerda a la época de transición entre los años ochenta y noventa, pero a pesar de poseer esta característica, la letra falla en elevar a la música a un nivel más memorable y el 'I don't need nobody' que se repite constantemente hacia el final de la canción termina por ser un tanto irritante. 'Don't Panic' es el track más gris del disco al fallar en ser único tanto en la música como en la letra, así como en la interpretación de Goulding, mientras que 'We Can't Move To This' abusa de los sintetizadores y el autotune para transformar la voz de Ellie en algo totalmente irreconocible.

'Army' trata de corregir el camino de los tracks anteriores y nos entrega una canción que resalta la voz de Ellie sin necesidad de mucha producción que la acompañe, para continuar con 'Lost And Found', un track que pudo haber sido de Taylor Swift, pero que en manos de Goulding se escucha un poco más limpio y con algunos tintes indie, convirtiéndolo en otro de los secretos mejor guardados de Delirium. Para finalizar la edición estándar del disco, la cantante cierra su experimento con 'Devotion' y 'Scream It Out', dos inofensivos tracks que de nuevo nos hacen pasar por distintos géneros musicales en menos de los cuatro minutos de duración que posee cada uno. En 'Devotion' hay un poco de techno, de electrónica y de balada, mientras que en 'Scream It Out Loud' hay un piano y un crescendo que nos llama a la pista de baile una última vez y que dada la frescura de la canción, tampoco tarda mucho tiempo en convencernos.

Los mejores tracks:
  • 'Keep On Dancin'', 'Around U', 'Holding On For Life', 'Love Me Like You Do', 'Army' y 'Lost And Found'.

Ellie Goulding quería un álbum completamente pop y lo consiguió a costa de perder aquello que la diferenciaba de otras cantantes del momento. Aún existen algunas canciones en Delirium que nos recuerdan sus raíces folk e indie, pero la mayor parte de este proyecto son tracks pensados para presentaciones en vivo y para ambientar las fiestas de todo el próximo año. Delirium no es un mal disco, de hecho tiene muy buena música para bailar y divertirse un rato, pero después de la línea que Ellie Goulding había trazado con sus proyectos anteriores, uno se pregunta qué la llevó a querer experimentar con un terreno que por el momento se encuentra saturado de otras intérpretes tratando de hacer exactamente lo mismo. Además, la duración del álbum (¡22 tracks en su edición deluxe!), no justifica la existencia de algunas canciones que sólo disminuyen la calidad de la producción. Por supuesto que Ellie Goulding seguirá en todas las listas de popularidad con algunos de los tracks que escuchamos en Delirium, pero el truco está muy cerca de caer en lo repetitivo y Ellie entonces tendrá que verdaderamente experimentar con una propuesta original o bien, regresar a hacer lo que mejor sabe con su voz. Y a ti, ¿qué te pareció 'Delirium' de Ellie Goulding? ¿Cuál es tu canción favorita?

Crédito Polydor