Better Call Saul temporada 2: episodio 1, ¿el fin de Jim McGill?

Jim está decidido a ser un hombre nuevo en la segunda temporada de Better Call Saul
Escrito por

En melty esperábamos con ansias el regreso de nuestro abogado favorito. Sabemos que tú también, por eso te traemos todos los detalles.

Los avances del exitoso spin off de Breaking Bad prometían un gran cambio en el carácter del protagonista. Luego de tener una revelación sobre su vida y las razones de su frustración, Jimmy había decidido rechazar la oferta de Davis & Main para comenzar a vivir bajo sus propias reglas. En el primer episodio de la segunda temporada vemos que, efectivamente, hacer lo correcto ya no es suficiente para un hombre que quiere romper sus propios límites. Claro que esto no será nada fácil: para empezar, habrá muchos lazos que será necesario romper o transformar. ¿Qué perderá nuestro antihéroe en el camino?

LA MARCA DE SAUL GOODMAN

Los primeros minutos de la serie nos muestran una mirada a un futuro tal vez no muy lejano: mientras suena una clásica tonada americana –“Funny how time slips away”- los empleados de un Cinnabon limpian y se disponen a cerrar el local. El único hombre se ofrece a llevar la basura al depósito. Mientras la coloca en el contenedor, la puerta se cierra y queda atrapado. Podría usar la salida de emergencia, pero un letrero indica que si lo hace la policía será alertada. Esto lo detiene, ¿será que oculta algo? Prefiere sentarse a esperar mientras juguetea con un tornillo hallado en el piso. Cuando un encargado de limpieza entra y el misterioso hombre del Cinnabon consigue salir, podemos ver que ha tallado en la pared su huella, una frase en mayúsculas, pero casi imperceptible en comparación con los grafitis que la rodean: SG WAS HERE.

SI TÚ ESTAFAS, YO ESTAFO

Luego de la clásica entrada de la serie, la historia vuelve al punto donde se había quedado en la temporada anterior. Jim McGill, con un enorme anillo dorado en su dedo meñique, llega a su reunión con la junta directiva de la firma que está a punto de contratarlo. Luego de preguntar a Kim si su decisión los afectará de algún modo, rechaza la oferta y se va, decidido a no permitir que los escrúpulos morales vuelvan a interferir en sus decisiones. La imagen más representativa de este episodio es la de Jim descansando plácidamente en una alberca, adonde Kim va a buscarlo para cuestionar su actitud. La única explicación que él le da es que no hay nada raro en su proceder, sino que simplemente ha decidido ser él, abrirse a las oportunidades y enfocar su talento en algo más provechoso, pues hacer lo correcto no le ha servido de nada. Aunque en principio ella intenta hacerlo entrar en razón, sin darse cuenta se involucra en la primera estafa de Jimmy, que tiene como víctima a un corredor de bolsa. ¿Será que en el fondo Kim también tiene un lado oscuro?

CON MIKE NO SE JUEGA

Daniel Warmolt, un ingeniero informático que comenzaba a traficar fármacos a pequeña escala, comenzó a perder la cabeza: pretendía encontrarse con uno de sus clientes en una Hummer vistosa, ante lo cual Mike tuvo que protestar. Como el ingenuo Daniel no aceptó sus argumentos, lo abandonó a su suerte. Poco después, se registró un robo en su casa, en el cual sólo desapareció su colección de tarjetas de béisbol. El propio ingeniero llamó a la policía para investigar el delito, sin contar con que en esa peculiar escena del crimen los agentes hallarían una razón mucho más grave para sospechar y ejercer el peso de la ley. Mike se lo había advertido: necesitaría protección.

El nombre de este primer episodio, traducido como “Cambio”, es “Switch”. ¿Se refería a la transformación de McGill en Saul Goodman? Eso esperábamos todos, pero es obvio que una metamorfosis tan radical no puede suceder de un día a otro. Cuando Jim se disponía a continuar con sus estafas menores a los clientes del hotel en cuya alberca se asoleaba decidió llamar a Kim para que lo acompañara. Tuvo que dejar un mensaje en el buzón. Luego de un instante, hizo otra llamada y pronto estaba de regreso en Davis & Main, listo para instalarse en su nuevo despacho, con un puesto de trabajo en apariencia lleno de ventajas. ¿Será que Jim se rindió demasiado pronto? Tal vez el camino a la perdición comienza con pequeñas rebeldías: por eso, antes de salir, el protagonista arranca el letrero que se encontraba junto a un switch eléctrico, que advertía de forma muy imperativa “dejar encendido, nunca apagar”. ¿Comenzará Jimmy su carrera de estafador desde su posición en una firma respetable? ¿Será Kim su cómplice? No pierdas detalle, ¡suscríbete a la carpeta!

Crédito AMC, AMC netflix