Alicia a través del espejo: Johnny Depp y Mia Wasikowska en una carrera contra el tiempo (reseña)

Alicia a través del espejo: (reseña) Johnny Depp y Mia Wasikiwska en una carrera contra el tiempo
Escrito por

Alicia regresa al País de las Maravillas en un intento por salvar a su amigo, el Sombrerero Loco y se tendrá que enfrentar al tiempo -literalmente- en ‘Alicia a través del espejo’. En melty te traemos la reseña de la película.

‘Alicia en el País de las Maravillas’ recaudó más de mil millones de dólares en su totalidad, haciéndola la segunda película más taquillera del 2010, año en que se estrenó. Por esta misma razón, Disney no dudó en adaptar la continuación de la película, ‘Alicia a través del espejo’, con James Bobin dirigiendo y Tim Burton produciendo (y con la canción de Pink adornando los créditos). A pesar de las expectativas que generaron ante su estreno, la historia quizá haya sido mejor mantenerla en las páginas del libro de Lews Carroll. Si hay algo rescatable es escuchar la voz del recientemente fallecido Alan Rickman, aunque su participación es mínima. Johnny Depp y Mia Wasikowska se enfrentaron a una carrera contra el tiempo por no dormir a audiencias. Aunque de forma internacional las críticas no han sido las mejores, en melty te contamos nuestro veredicto de la película rescatando lo positivo de la misma. Para leer más reseñas de cine, subscríbete a nuestra carpeta.

Tres años después de los eventos de la primera película, Alicia (Wasikowska) regresa de un viaje a China a bordo del Maravillas, el barco que heredó de su fallecido padre. Con planes para explorar el resto del mundo, Alice descubre que su madre se encuentra en una situación de vivienda difícil. Ahora, deberá entregar el Maravillas a Hamish, quien le propuso matrimonio en la primera entrega y ella felizmente rechazó, para rescatar la casa de su madre. Sin embargo, Absolem (Alan Rickman) contacta a Alicia y la lleva de vuelta al País de las Maravillas a través de un espejo mágico.

La razón por la que fue llamada es porque el Sombrero Loco se encuentra en un estado de depresión tras haber descubierto un pequeño sombrero que hizo para su padre de niño, haciéndolo convencerse de que su familia aún sigue con vida cuando teóricamente habían sido asesinados por el Jabberwocky. Los locos personajes amigos de Alicia la convencen de que debe viajar a otro lado para buscar al Tiempo (Sacha Baron Cohen) y usar su Cronoesfera para volver en el tiempo para detener el asesinato de la familia del Sombrero. Ahí empieza la nueva aventura de Alicia que la llevará a través del tiempo con el fin de salvar a su amigo y aprender cosas para la vida real en el proceso.

Bobin lo intentó, pero falló en su camino por adaptar la secuela del País de las Maravillas. La película queda plana y un tanto sin sentido, en un intento de Disney por traer a la gran pantalla versiones live-action de sus ya conocidos clásicos. Afortunadamente para Burton y Bobin, Mia Wasikowska es talentosa, y nos convence como una Alicia que está aprendiendo a moverse en un mundo de adultos, algo que ella ya es, mientras se da cuenta de que las cosas no siempre serán como ella quiere.

Alicia queda como secundaria en esta película, dejándonos con la duda, ¿no se supone que se trata de ella la historia? En realidad, se desvía en contarnos el pasado del Sombrerero y de la Reina de Corazones, cuyas trágicas historias dejan mucho que desear en el compartimiento de sentimientos. La narrativa a través del tiempo es un poco confusa y sin sentido, y la motivación de Alicia por robar la Cronoesfera y jugar con el tiempo – poniendo en peligro toda la existencia del País de las Maravillas – es algo vacía. La historia del Sombrero (Johnny Depp) simplemente confirma que el personaje tenía una relación rota con su familia, lo que lo llevó a la locura, y que solo quiere que su padre lo acepte tal cuál. Es una historia bonita, pero el corto tiempo de la película y la cantidad de narrativas que intentan contar (Alicia y su madre, el Sombrero y su familia, la carrera contra el tiempo, la Reina de Corazones y la Reina Blanca (Anne Hathaway) y su relación de hermanas) no le deja espacio para que realmente nos lleve a un nivel emocional que haga que nos importe.

Los personajes digitales (el Gato de Cheshire, el Conejo Blanco y demás) son una decoración extra que poco aporte tienen a la historia en general. Si bien son los personajes que conocimos en la versión animaday quizá nos encantaron en la primera entrega, la película se pudo haber movido fácilmente sin ellos en absoluto. No aportan ni comedia, ni drama, ni motivación para los sucesos de la misma, excepto que piden a Alicia ir por la Cronoesfera para salvar al Sombrero.

Por su lado, Helena Bonham Carter y su Reina de Corazones tienen una historia mucho más interesante, donde la humanizan un poco al punto que sentimos pena por ella. Pero al final de cuentas, sigue siendo la misma antagonista que conocimos en el País de las Maravillas haciendo cosas sin sentido y por el puro placer de ser mala. Su relación con la Reina Blanca se explica, pero la forma en la que al final hacen las paces es bastante superficial. Además, la actuación de Anne Hathway es olvidable en su totalidad.

Si existe un toque de diversión cómica a manos del Tiempo, Sacha Baron Cohen retoma sus raíces de comedia en este papel pero con un toque dramático. Empezando como lo que parece ser un antipático villano, el Tiempo termina siendo una buena persona. Sin embargo, durante la historia parece ser más un estorbo innecesario que se sentía forzado en algunas escenas. Quizá también es el excesivo uso del color (incluyendo el traje que trae puesto Alicia a través de la película), lo que le da un toque más de locura a la misma. Si existe un toque de drama en la historia, por supuesto, que es la cercana muerte del Sombrero y el hecho de que Alicia es puesta en un manicomio tras ser encontrada en un habitación de la casa de Hamish. Pero, como todo es feliz y contento, es rescatada por su madre rápidamente.

En la cuestión digital, la película cumple con creces, gracias a las escenografías coloridas y digitalmente creíbles, creando imágenes cautivadoras y realmente bonitas. Fuera de eso, la cinta te deja más un vacío que la agradable noción de continuar con la historia de Alicia. Es palomera, dominguera y hasta cierto punto no es memorable. Claramente se dejó la puerta abierta para una tercera entrega, aunque solamente las taquillas determinarán si el estudio decide seguir adelante con la historia de Alicia Kingsleigh. Recomendamos verla en una tarde lluviosa cuando no hay mucho tiempo que perder... ¿Qué te pareció la película? Para ti, ¿fue un éxito o un fracaso? ¡Cuéntanos en los comentarios y subscríbete a nuestra carpeta para recibir las reseñas de todas las nuevas películas!

Crédito Disney, Disney Latinoamérica